jueves, 18 de febrero de 2010

El retorno de la vaca-pollo

Buenas a todos!!! Estuve leyendo los comentarios y amenazas de muerte que dejaron en el último post!
Realmente debo agradecerles que estén leyendo este descargo que no es ni más ni menos que la sumatoria de mis frustraciones. Gracias a todos y cada uno de ustedes… (me pintó la sentimental). Martín… gracias por tanto y perdón por tan poco… estás en esta historia, ojalá escribiera tan bien como vos. AH! al marido de Flor... sos groso, sabelo!

Debo reconocer que es cierto lo que dicen… hay más anécdotas de este último hombre tan peculiar…
Por eso mismo, decidí ampliar el horizonte contando más detalles escabrosos de lo que fue uno de los más bizarros errores de mi vida. Esto es como sucede en las re-ediciones de las películas, que se incluyen las partes prohibidas, el cómo se hizo y un par de escenas alternativas para deleite del público (pero no, señores, no hay escenas porno). “Pollo” corazón, esta historia es para vos…

La cosa fue más o menos así. Como todos Uds. sabían, el día de la primera cita y de la nada, pollo anunció a su familia que yo era la novia y futura madre de sus hijos cuando ni siquiera habíamos pensado en cómo hacerlos. Y para ser sincera, tampoco quería llegar a ese punto. O creo que no me gustaba la idea de verlo desnudo.
Detestaba cada vez que pollo se sacaba la remera haciéndose el top-model y poniendo cara de sex symbol… le faltaba humildad al pibe…mostraba sin miedo su pálida buzarda de birra y el tatuaje de una rosa en el pecho sumamente grasa con el nombre de la mamá… se colgaba el repasador de cocina en la cintura… (¿) y hablaba con un escarbadientes en la boca como si fuese un Cowboy de Villa Luzuriaga….. ah! tenía media raya del culo afuera… Me miraba fijo y me decía: ¿¿ y mami?? Qué calorcito, eh?......está para la pelopincho, morocha. Y yo pensaba… ¿porqué caí en eso? ¿Quién me mandó? ¿Y POR QUÉ NO USA ANTITRANSPIRANTE?

Para demorar el acto sexual, (y bajarle un poco el copete) se me ocurrió decirle que con semejante panza no iba a encontrarle el pito. Y tampoco era cosa de andar buscando miniaturas en la oscuridad. Así fue como al día siguiente, se compró una cinta de correr, de esas nuevitas que están en los gimnasios y la instaló en su pieza. El loco corría como un hámster desesperado, mientras yo me sentaba a comer maníes mientras leía el diario.
Pasaron algunos días y Pollo logró bajar un poco la panza, o sea que ya no había excusas para esquivarle la invitación al telo… Había que pensar en otras cosas….

Ese fin de semana, tocaba una de esas bandas de heavy que a mí tanto me gustan. Osea, recital en teatrito de mala muerte, ropa asquerosamente negra, remera de “V8 no murió” y como accesorio, me colgué un cinturón de tachas asombrosamente grande. Fuimos con Martín (persona que adoro), cuando salimos del laburo al teatro de flores.
Durante todo el recital pollo se dedicó a llamarme a ver cómo iba el concierto. No lo atendí. Entonces empezamos con los mensajes de texto:

Pollo: mi vida, a qué hora termina? Te paso a buscar y hacemos salida romántica?
Alexia: toy toda chivada, además del chivo de los que tengo al lado, más que pelo tengo rastas y así vestida no entro ni a robar un banco.
Pollo: vos sos siempre linda. Te espero en la puerta. Besitos amorcis.
Alexia: ¿QE CARAJO LEISTE? ¿NO ENTENDES EL NO?
Pollo: bichi te traje una sorpresa, toy parado en la puerta.


Cuando salgo a la calle, en el alud de remeras negras, pelos largos y chivos nauseabundos, lo miro a mi amigo Martín y le digo: “decime que ese heladero que está ahí parado no es pollo”
Estalla en una carcajada y dice: si.
Pollo estaba íntegramente vestido de blanco, pantalón ancho tipo tela de avión, gorrita Nike blanco Ala, gelcito en el pelo…y carita de winner. Cada bendito metalero que salía por la puerta se le cagaba de risa al verlo. Me sentí observada por cientos de personas… quería que me trague la tierra. Ya era tarde para esconderme, me había visto.
Martín se fue a su casa riéndose de la secuencia y seguro que también de mi cara.
Pollo me llevó a comer afuera, y en el momento, me obsequió amablemente un cd de “COTY” (¿?)

Alexia: Qué parte de que escucho heavy no entendés??? Y quién es este flor de marulo???
Pollo: Es el rey de la canción romántica… yo sé que te va a gustar.
El mozo me miraba raro (y seguro que se reía por dentro); no sé si porque usé el Cd de apoyavasos o porque miraba la puerta con ganas de correr y masticaba cual vaca pastando.
Ya la noche no daba para más, creo que amagó a direccionarse hacia un telo pedorro de Flores, a lo que sin piedad, le corté el rostro alegando que mi olor a merluza espantaría hasta el conserje y los travestis de la calle Artigas, (y además… y con aires de ofendida, me tomé el colectivo a mi casa… y así volví a safar del entierro de batata).
Le pedí que no me acompañar aporque iba a violentarme. A lo que se largó a llorar, diciendo que él era un hombre de bien y que quería acompañarme.
Volví todo el viaje con cara de orto. Y en la puerta de mi casa me dice:
“Alexia, quiero que seas la madre de mis hijos… quiero que nos casemos a fin de año con la plata que tengo ahorrada y que nos vayamos a vivir a la casa de al lado a la de mis viejos”
Desesperada, le digo… vos me estás jodiendo!?!?!? Qué tenés en la cabeza!??!?

Volvió a llorar… pero esta vez enojadísimo, sus orejas le brillaban más que nunca…, hizo pucherito de bebé, revoleó la camperita blanca que tenía y tirando gritito gay, decía que yo era una insensible y que me iba a dejar.
Con mi voz de camionero le respondo: PERO ANDATE DE UNA PUTA VEZ, NO TE QUIERO VER MAS!!!
A lo que se tira al piso agarrándome el pie, gritando
“nooooooooooo! No me dejeeeeeeees! Buaaaaa! Auxilio señora! Mi novia me quiere abandonar!!”
Los gritos despertaron a toda mi familia. Ellos ya sabían acerca de las boludeses de pollo.
Mi hermana, con su mejor cara de orto se asoma por el balcón de la terraza y le grita:
Laura: Pibe! Queremos dormir, nene…. Mañana trabajamos eh?
Pollo: ¿Qué me importa? Mi vida se acaba si ella me deja! Que lo sepa todo el mundo!
Laura: Uhhh…. Que boludo, pibe.
Inmediatamente la veo que se asoma con un balde lleno de agua y lo arroja sobre pollo.
Pollo: Loca! Qué te pasa?! No ves que es ropa nueva?
Laura: Ah sí? Mirá como te la dejo más linda.

La turra empuja un macetón lleno de tierra y desechos orgánicos que acumulábamos con el sólo fin de fertilizar las otras macetas.

Indignado, se fue moqueando… susurraba al irse “qué familia de mierda”… “ya vas a venir con el caballo cansado”….”pero el amor es mas fuerte”…

Dolina dice que la esperanza prospera aún bajo las condiciones más inadecuadas... aplica en este caso.
Pobre pibe…. También decía Dolina que el amor depara dos máximas adversidades de opuesto signo: amar a quien no nos ama y ser amados por quien no podemos amar.
Era obvio que cuando yo me enamorara, me iban a hacer esto mismo pero a la inversa… Y creo, que hasta lo debo tener merecido!

6 comentarios:

Pil dijo...

Simplemente: EXCELENTE!
Como siempre!!!

Qué grande tu hermana, creo que yo hubiese reaccionado de la misma manera!

Y vos nena, ¿podes empezar a quererte un poco más?

Te adoroooooooooo!!!!

Martin dijo...

jajajajajajajajajajaja

guada dijo...

ay nena, como me haces reir!! jejejej
buenisima anecdota!
te quiero!
besis

Vane dijo...

Jajaja... Que recuerdos que se me vinieron a la mente!!! Esas mañanas en VZB tomando mate y escuchando las estupideses del pollo... Pero bue... algo bueno tuvo y hay que reconocerlo! En època de inflaciòn fue el abastecedor de pechuga para que puedas hacer la dieta de Pato y seguir modelando la figura!!!

Se te extraña Jaita!!!

Anónimo dijo...

Alguien te ama y lo rechazas asi. Muy mal.

OzzY_64 dijo...

Agregame Alexia!! quiero comprobar si sos tan ingeniosa en tiempo real! XD
http://www.facebook.com/OzzY64

Saludos!!